El Plan Salta 2030 pasa por su peor momento

Compartir

Severa advertencia del Consejo Económico Social por la crisis que castiga a la industria azucarera y la actividad rural, y compromete el desarrollo estratégico

El Consejo Económico Social tuvo el lunes pasado una reunión mucho más caldeada que de costumbre. La drástica caída de las exportaciones, el cierre del ingenio San Isidro, las dificultades de las pymes y las indefiniciones acerca del avance de las fronteras agropecuarias generaron fuertes críticas que alcanzan al Gobierno nacional y al provincial.

Fue tan pesimista el panorama que brindaron los expositores que el CES emitió un comunicado en el que advierte que las medidas que se vienen adoptando “no aportan a concretar los objetivos del Plan de Desarrollo Estratégico Salta 2030, por lo que deberían ser revisadas por los poderes públicos”.

El Consejo es, exactamente, el organismo creado para sostener ese plan de desarrollo que desde hace una década se levanta como bandera provincial.

En la sesión ordinaria del lunes, encabezada por Julio César Loutaif, estuvo presente la ministra de Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable, Paula Bibini.

Malos momentos

La crisis de las economías regionales atravesó el clima de la reunión, del comienzo al final. “Existe una sensación de decadencia y empantanamiento en el fondo de un pozo”, aseguró uno de los directivos presentes en el encuentro.

La información oficial es desalentadora. Las exportaciones de Salta cayeron 16,1% en 2017. Misiones y La Rioja fueron dos de los distritos que más crecieron en el país con más del 17%

En el país las exportaciones crecieron 0,9% el año pasado, con caídas en las manufacturas de origen agropecuario (-3,5%) y en combustibles y energía (-

7,3%) e incremento de las manufacturas industriales en un orden de + 9,1%. El diagnóstico de Economía & Regiones es alarmante: la pérdida de competitividad de las economías regionales llega a picos del – 32% por la suba de costos y la caída de los precios internacionales. La región pampeana aportó el 73,4% de las exportaciones; el NOA que representó el 7% y el NEA contribuyó con el 1,7% del total.

Las pymes

Los números erosionan la confianza en el plan de desarrollo Salta 2030, pero también en el nacional Plan Belgrano, que aún se vislumbra lejano.

Para las pymes, los costos se vuelven complejos y las exportaciones, una quimera. Además, el Pacto Fiscal lejos de reducir la presión impositiva, la incrementó.

El Consejo destacó la necesidad de que el Poder Ejecutivo Nacional aplique las facultades que tiene en virtud del artículo 10 de la Ley Pyme. “En este sentido – dice el comunicado – este artículo hace mención a compensar a Micro, Pequeñas y Medianas Empresas en las zonas de frontera que este establezca por asimetrías y desequilibrios económicos provocados por razones de competitividad con países limítrofes, para lo cual podrá aplicar en forma diferencial y temporal herramientas fiscales así como incentivos a las inversiones productivas y turísticas”.

Los participantes pusieron especial énfasis en la necesidad de “políticas nacionales y provinciales que apuntalen la seguridad jurídica, otorguen credibilidad a la inversión y sostengan el desarrollo genuino”.

En ese punto, las restricciones a la actividad rural en el chaco salteño y el boomeran del Consenso Fiscal fueron objeto del grueso de las críticas.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *